Nuevo frente judicial: Tarjetas revolving y Wizink

SI TIENES O HAS TENIDO UNA TARJETA DE CRÉDITO REVOLVING, AHORA PUEDES RECLAMAR TODO LO QUE HAS PAGADO EN INTERESES Y COMISIONES

Desde que el 25 de noviembre de 2015 el Tribunal Supremo dictara una Sentencia en la que declaraba la nulidad del contrato vinculado a una tarjeta revolving se han disparado las demandas presentadas por los miles de usuarios que utilizaron éstas o algún derivado de las mismas, las cuales además están siendo favorable y unánimemente acogidas por los Juzgados.

Tanto las tarjetas revolving como algunas de las wizink (alguna incluso vinculadas a otras empresas como Cepsa) establecían la posibilidad de aplazar el pago del importe dispuesto para afrontarlo en cómodas cuotas mensuales. Sin embargo, lo que se ocultaba detrás no era otra cosa que un crédito al consumo que llevaba aparejado el pago de uno intereses elevadísimos, oscilando en torno al 25% TAE. Junto a los intereses, además, este tipo de contrato solía llevar aparejado otros tantos gastos, de comisión, de mantenimiento,… lo que hacía que el importe finalmente abonado llegara a triplicar el importe dispuesto.

El Tribunal Supremo, en la Sentencia referida, se acoge al art. 1 de la Ley de Represión de la Usura (Ley Azcárate) de 1908, para declarar la nulidad del contrato por ser los intereses usurarios. Pero lo realmente significante son las consecuencias de la nulidad, pues, realizada tal declaración por el Tribunal, procede la restitución de lo entregado entre las partes:

Artículo 3
Declarada con arreglo a esta ley la nulidad de un contrato, el prestatario estará obligado a entregar tan sólo la suma recibida; y si hubiera satisfecho parte de aquélla y los intereses vencidos, el prestamista devolverá al prestatario lo que, tomando en cuenta el total de lo percibido, exceda del capital prestado.

Por tanto, y no distando demasiado de lo dispuesto en el art. 1303 del Código Civil, la empresa crediticia deberá restituir al consumidor todo lo cobrado de más sobre el capital prestado, y que en una disposición de 4.000 euros puede llegar a alcanzar unos 8.000.

Como decíamos, se cuentan ya por cientos las reclamaciones frente a este nuevo tipo de abuso bancario, pero son miles los usuarios que tendrían derecho a la declaración de nulidad del contrato vinculado a estas tarjetas y a la devolución de todo lo pagado por encima del importe financiado.

Si tienes o has tenido en el pasado una tarjeta revolving, llama o escríbenos y te haremos el cálculo de todo lo que has pagado y lo que tienes derecho a recuperar de la entidad bancaria.