El Tribunal Constitucional anula la norma para calcular la pensión de jubilación en trabajadores con contratos a tiempo parcial

 
Sentencia que anula la norma para calcular la pensión de jubilación en caso de trabajadores con contratos a tiempo parcial
 
El pasado miércoles 03 de julio, se ha conocido una sentencia del Tribunal Constitucional, recaída en la Cuestión de Inconstitucionalidad Interna n.º 688/2019, por la cual se ha anulado y dejado sin efecto el sistema de cálculo de la pensión de jubilación de aquellos trabajadores con contrato a tiempo parcial, y ello por considerar que dicha norma es inconstitucional por vulnerar el derecho a la igualdad previsto en el artículo 14 de la Constitución Española.
 
Como se explica en la propia sentencia, el objeto de la cuestión es la adecuación constitucional de la determinación de la cuantía de la pensión de jubilación de los trabajadores a tiempo parcial, una vez que han acreditado un periodo de cotización superior a quince años, mediante la aplicación de un 25 porcentaje de parcialidad a la base reguladora, si bien incrementando el número de días cotizados con un coeficiente del 1,5. b
 
La posible vulneración del derecho a la igualdad se estudia por parte del TC desde una doble perspectiva: por la diferencia de trato entre los trabajadores a tiempo completo y quienes han suscrito contratos a tiempo parcial; y, por otra parte, como discriminación a la mujer, teniendo en cuenta que más del 75% de trabajadores con contrato a tiempo parcial en 2018 son mujeres. Y no se refiere en este caso al acceso a la pensión (que ya fue objeto de sentencias precedentes – STC 253/2004 y 61/2013-), sino a la incidencia de la parcialidad sobre el porcentaje de la pensión de jubilación.
 
El TC destaca que para la fijación de la pensión a percibir se han de tomar en cuenta dos factores:
 
1.- La base reguladora
2.- Y el tiempo de cotización.
 
Respecto al cálculo de la primera no se observa vulneración alguna; no así en cuanto al período de cotización: En los trabajadores a tiempo completo, el tiempo se computa por años y meses de cotización (arts. 161.1 y 163 LGSS 1994), sin practicar sobre ellos ningún coeficiente o fórmula reductora. A los 15 años se tiene derecho a la prestación, en un porcentaje del 50 por cien de la base reguladora [art. 161.1 b) LGSS 1994], y a partir de ahí el porcentaje según el tiempo cotizado va en aumento, hasta alcanzar el 100 por cien, que es el tope máximo.
 
Para los trabajadores a tiempo parcial, en cambio, la disposición adicional séptima LGSS 1994 prevé una reducción del periodo de cotización. La regla tercera, letra c) de la indicada disposición adicional séptima LGSS ordena: (i) con remisión a la regla segunda, letra a), párrafo segundo, que a los años y meses cotizados se les aplique un «coeficiente de parcialidad», por el cual se asigna un porcentaje a cada periodo de trabajo a tiempo parcial respecto de la jornada de un trabajador a tiempo completo comparable, y al que se suman, «en su caso, los días cotizados a tiempo completo»; (ii) el valor resultante, de nuevo conforme a la regla tercera, letra c), se incrementa con un coeficiente del 1,5, «sin que el número de días resultante pueda ser superior al periodo de alta a tiempo parcial».
 
Como igualmente se destaca en la propia sentencia, De ello se deriva no solamente una diferencia de trato en la fijación del periodo de cotización, para unos de manera natural, en función del tiempo real (trabajadores a tiempo completo) y para otros artificialmente a partir de un valor reductor (trabajadores a tiempo parcial), sino que el método así implementado castiga, sobre todo, a los trabajadores con menos porcentaje de parcialidad a lo largo de su vida laboral, esto es, a quienes conforman el eslabón más débil del mercado de trabajo.
 
Por todo ello concluye la sentencia declarando la inconstitucionalidad y ordena la eliminación del ordenamiento de un inciso de la norma (la relativa a la pensión «de jubilación»), de forma que en la determinación de la cuantía de las pensiones de jubilación no se aplique el coeficiente de parcialidad previsto en el segundo párrafo de la letra a) de la regla segunda de la disposición adicional séptima, apartado 1, LGSS 1994 y que, en consecuencia, una vez acreditado el periodo de cotización mínimo previsto en la mencionada regla segunda, se aplique la correspondiente base reguladora con su correspondiente escala general, sin reducir el periodo de alta con contrato a tiempo parcial mediante el coeficiente de parcialidad.
 
Sin embargo, ha de tenerse en cuenta que por aplicación de principios de seguridad jurídica, la sentencia no podrá aplicarse con carácter retroactivo, quedando eliminado el precepto solo desde el día de la publicación de la sentencia, es decir, desde hoy.